Cadena de suministro estaría comenzando a distenderse y algunos valores se beneficiarían en la bolsa

Empresas que transportan bienes y manufactureras que dependen de piezas prefabricadas serían favorecidas

La tensión en la cadena de suministro mundial estaría empezando a ceder, lo que beneficiará a una serie de valores. El aumento de la demanda económica del año pasado, provocado por las reaperturas y los estímulos económicos, tomó desprevenidas a las empresas, que no pudieron ampliar su capacidad de producción lo suficiente como para satisfacer la demanda. Ahora, surgen señales de que la oferta por fin se está poniendo al día, reporta Barron´s.

Esta semana, el índice manufacturero del Institute for Supply Management mostró que el índice de precios pagados bajó a 68 puntos en diciembre desde los 82 del mes anterior. Esto significa que las empresas tienen más disponibilidad de componentes para comprar, lo que hace que los precios de esas piezas bajen. Las tarifas de los contenedores marítimos han caído más de un 50% desde su máximo de 2021, medido por un índice compuesto de tarifas de contenedores, según Wolfe Research. Eso también indica que los bienes están cada vez más disponibles para ser transportados y vendidos.

«Las presiones de la cadena de suministro que conducen a plazos de entrega más largos y a un aumento de los precios pueden estar disminuyendo», escribió recientemente el economista de Citigroup, Andrew Hollenhorst.

El hecho de que las empresas puedan volver a tener acceso a las piezas y los suministros necesarios para satisfacer la demanda podría hacer que volvieran a cumplir sus objetivos de ventas. En general, sus beneficios deberían mejorar, sobre todo porque sus costos aumentarán más lentamente.

Los valores que más deberían beneficiarse de la recuperación de la cadena de suministro son los de las empresas productoras de bienes que dependen de la compra de piezas para fabricar y vender sus productos, así como las que transportan bienes.

De acuerdo con el criterio anterior, los cinco valores de la lista de Wolfe Research de beneficiarios directos de la cadena de suministro. Cuatro de los cinco valores han registrado ganancias aproximadamente en los dos últimos meses, a medida que la cadena de suministro ha empezado a mostrar signos de mejora. Algunas de sus estimaciones de beneficios también han subido.

General Motors: La firma automotriz dijo en la Conferencia Industrial de Credit Suisse a principios de diciembre que la escasez de suministros se ha «estabilizado» y que debería mejorar a lo largo del año. Las previsiones de beneficios del fabricante de automóviles ya han empezado a subir. Desde fines de noviembre -cuando muchas empresas empezaron a decir que la situación del suministro estaba mejorando- las estimaciones de beneficios por acción para 2022 han subido un poco, pero las proyecciones para 2023 han subido un 2%, según FactSet. La acción ha subido un 15% desde principios de noviembre, pero con una previsión de crecimiento anual del beneficio por acción del 8% en los próximos dos años, la acción podría seguir subiendo, especialmente si las expectativas de beneficios siguen mejorando.

Aptiv (APTV): El fabricante de autopartes valuado en US$47.000 millones, dijo en noviembre que los volúmenes de suministro y producción deberían aumentar en el cuarto trimestre en comparación con el tercero. Desde principios de noviembre, las estimaciones de BPA para 2023 han subido un 0,5%. La venta del mercado en general puso a la acción en una ligera pérdida para el período, pero eso podría presentar una oportunidad de compra, con más espacio para las ganancias por delante.

Stanley Black & Decker: El fabricante de herramientas industriales y para el hogar en la conferencia global de Industriales de Baird, indicó que pase lo que pase con la escasez y los costos, la compañía está subiendo los precios para proteger sus márgenes de beneficio. La estimación de beneficios por acción para 2023 de la empresa ha subido un 1,4% desde principios de noviembre, mientras que la acción ha subido un 5%.

Union Pacific (UNP): La empresa ferroviaria señaló que la cadena de suministro «sigue mejorando». La estimación del BPA para 2023 de la compañía ha subido un 0,7%. La acción ha subido un 6%.

CSX: la firma ferroviaria espera que los suministros se recuperan pronto. Las previsiones de beneficios de los analistas son esencialmente planas desde antes de eso, aunque las acciones han subido un 4%, lo que sugiere que la situación podría mejorar pronto.

Por MundoMarítimo

Abrir chat